sábado, 3 de marzo de 2012

Polaroid, el rey ha vuelto


Quienes están en el mercado de la fotografía hace más de 15 años, recuerdan las cámaras Polaroid con nostalgia. Su participación en una sesión fotográfica era de suma ayuda al momento de realizar pruebas de iluminación, ya que era imposible ver como quedaría la foto hasta su revelado final.
Escribir esto me hace dar cuenta de lo vetusto que soy. He necesitado recurrir muchísimos más años a la Polaroid que a la posibilidad de ver las imágenes directamente en el visor de la cámara.
Anyway, si bien lo que estoy contando parece prehistórico, varias generaciones de fotógrafos, directores creativos y diseñadores gráficos, necesitamos recurrir a la Polaroid para que nuestro trabajo saliese perfecto, o lo mas cercano a la perfección.
Pero eso es historia. O lo era hasta ahora ya que si bien las Polaroid análogas ya no existen (aunque haya algunas ediciones especiales para Urban Outfitters), eso no significa que Polaroid haya dejado de pensar en fotografías instantáneas.
En 2007 presentaron una nueva experiencia llamada Zink (Zero Ink) una nueva manera de imprimir imágenes digitales a color, sin cartuchos de tinta.
Pero, ¿cómo es posible imprimir sin tinta? Se habla casi, de un proceso mágico.
Básicamente esta tecnología permite imprimir rápidamente, como la Polaroid análoga.
El papel con tecnología Zink, está compuesto por un polímero que por dentro tiene cristales de color cyan, amarillo y magenta, que a la hora de imprimir se derriten por la temperatura emitida por la impresora y forman la imagen de manera instantánea.
Basándose en esta tecnología es que se creó una nueva cámara instantánea que permite al usuario imprimir sus fotografías directo en la cámara o guardarlas en una tarjeta SD.
La Polaroid Z340 tiene una pantalla LCD de 2.7″, un sensor de 14 megapixeles e imprime fotografías de 3 x 4″, el tamaño tradicional de Polaroid.
Lo interesante de esta cámara es que no se necesita imprimir todas las fotos que se realicen, sino que se puede seleccionar cuáles merecen ser impresas. Además se pueden editar directamente en la cámara y agregar un borde blanco, como en las antiguas Polaroid.
La cámara imprime, con sólo una carga de batería, hasta 25 fotografías las cuales son resistentes al agua, manchas y rayones, a diferencia de lo que ocurre con las imágenes impresas en nuestras chorro de tinta tradicional.
En Estados Unidos tendrá un precio de U$S 300.-, mientras que el papel se vende en paquetes de 30 hojas por U$S 20.-.

Fuente: Polaroid

No hay comentarios: