martes, 17 de diciembre de 2013

Dos vendedoras de helados contra monstruos extraterrestres, o como una empresa de tecnología móvil te hace participar de una producción hollywoodense


Bueno, esta bien!! Es un poco exagerado el título, pero si nos remontamos a 1992, cuando el escritor y director Robert Rodríguez estrenó El mariachi, nadie podía imaginar que ese corto, filmado sobre una silla de ruedas, iba a terminar siendo adquirida por Columbia Pictures, para su distribución en los Estados Unidos. Mucho menos se podría imaginar que ese cortometraje filmado en Ciudad Acuña, en el norte de México, con un reparto mayormente amateur y un costo aproximado de 7.000 dólares, iba a ser incluido en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, para ser preservado como parte de su Registro Nacional de Cine por su valor histórico y cultural y también por ser estéticamente significativo como reflejo de la comunidad mexicana.
Pues bien, en mayo de este año Robert Rodríguez volvió a doblar la apuesta y estrenó Two Scoops.
Este corto forma parte de la campaña publicitaria Keep Moving de Blackberry.
El mismo se centró en la participación del público en proyectos creativos de 3 figuras de renombre. Estas personalidades fueron Alicia Keys (reconocida cantante), Neil Gaiman (creador de novelas gráficas como Sandman, Coraline, por nombrar algunas) y Robert Rodríguez.
La participación era bien simple, cada uno de los fans de los artistas mencionados, debían enviar diferentes archivos para participar en un proyecto real.
Robert Rodríguez fue convocado por Blackberry, por ser uno de los más grandes exponentes del cine DIY (Do it Yourself ó Hazlo tu mismo) y su proyecto, de la mano de su productora Troublemaker Studios, trataba de un cortometraje en el que los participantes debían enviar elementos para formar parte del cortometraje.


Los elementos a enviar fueron fotografías para carteles de personas desaparecidas, dibujos de una criatura extraterrestre, ideas para un prototipo de metralleta o arma extraña y una secuencia filmada interpretando un texto escrito por el propio Rodríguez.
 El cortometraje Two Scoops narra, en 11 minutos, la historia de unas gemelas que buscan a su padre desaparecido.
Las protagonistas, interpretadas por las actrices venezolanas, y también gemelas, Electra y Elise Avellán - quienes ya han trabajado bajo las ordenes de Rodríguez en Planet Terror, Death Proof, Grindhouse y Machete - venden helados en el día y en la noche se enfrentan a criaturas sobrenaturales, muy al estilo "Pulp" del director tejano. En el reparto también podremos encontrar, además de al propio Robert Rodríguez, a su hijo Rogue Rodríguez y al ganador del concurso de video, el actor canadiense Glen Matthews.

Fuente: BlackBerry - Keep moving

sábado, 7 de diciembre de 2013

La práctica hace al maestro

¿Pintura o fotografía? La imagen de la izquierda es una fotografía de Morgan Freeman realizada por Scott Gries, posando en el backstage durante el concierto del Día de Mandela en el Radio City Music Hall en julio 18 de 2009 en la ciudad de Nueva York. La imagen de la derecha es una increíblemente pintura realista realizada, a dedo en un iPad, por el artista británico Kyle Lambert.

Ayer le decía esto mismo a mi hija de 7 años. Y aquí voy a exponer un ejemplo indiscutible.
Con 285 mil trazos hechos con los dedos, y más de 200 horas de producción, el artista británico Kyle Lambert, logró retratar a Morgan Freeman a nivel fotográfico, utilizando un iPad como lienzo y la aplicación Procreate como sus tintas.
Según sus propias palabras, “El retrato más realista logrado con los dedos”. Por lo menos así anuncia, en su página web, el video en el que muestra cómo logró pintar, con extraordinaria precisión, al famosísimo actor de Hollywood.
El siguiente video time-lapse, de menos de cuatro minutos y con más de 5 millones de visitas en sus primeros dos días en YouTube, resume el paso a paso de la técnica de Lambert, utilizando la aplicación artística, Procreate, la cual, en sus propias palabras, “…además de permitir modificar los pinceles a un tamaño de pocos píxeles, y realizar un generoso zoom, - lo más parecido a Photoshop-, también permite captura automáticamente cada trazo realizado para luego exportarlo y editarlo como video".


¿Pero por qué el título de este post? Porque si bien Kyle Lambert ya era reconocido mundialmente por hacer ilustraciones en su iPad emulando retratos fotográficos, esas imágenes no tienen la calidad que posee la imagen de Freeman.
A continuación un poco de sus trabajos para ejemplificar mi argumento.


El retrato de Beyonce fue creado por Lambert en 2010 y rápidamente se extendió por Internet como ejemplo de su talento con la pintura de dedo en el iPad. A la derecha se puede observar la imagen de Rhianna, realizada, un par de años después, utilizando la aplicación Procreate.

Algunos ejemplos del trabajo de Kyle Lambert utilizando la aplicación Brushes para iPad: David Beckham y Jennifer Anniston retratados a principios de 2011.
Inspirado por el arte del legendario artista británico David Hockney, quien a sus más de 70 años cambió los pinceles y lienzos por sus dedos y un iPad, inmediatamente al lanzamiento del primer iPad, Lambert comenzó a utilizar este periférico como medio artístico, logrando inmediatamente un gran reconocimiento gracias a su recreación del póster de Toy Story 3.
Tan grande fue el impacto de la ilustración, que en la propia Apple – empresa creadora del iPad - quedaron tan impresionados con el resultado que lo invitaron a dar un discurso en la Conferencia Macworld de San Francisco, a tan sólo días de publicada su imagen.
Originalmente Lambert utilizaba un software llamado Brushes, pero después decidió cambiarlo por el que utiliza actualmente, Procreate.





El extraordinario nivel de detalle de la obra, como se puede apreciar en las imágenes anteriores, ha llevado a una cierta duda si realmente la pintura ha sido realizada a dedo.
Los críticos han señalado que este tipo de aplicaciones permiten al usuario añadir fácilmente imágenes o fotos a las pinturas realizadas.
Por mi experiencia como ilustrador, y usuario de Photoshop, considero que es perfectamente posible realizar algo de estas características, mas aun con la cantidad de horas utilizadas para este retrato. Sin embargo no puedo asegurar que no sea trucha.
He realizado una superposición de la foto con la ilustración y no hay un solo pelo fuera de lugar entre ambas. Es raro.
Sin embargo he visto ilustraciones hiperrealistas realizadas en aerógrafo, y cuando no existía la computadora, que me hace dudar sobre la autenticidad o no de la obra.
Si bien puede hacer un poco de ruido la falta de correspondencia entre algunos trabajos de “dudosa” calidad y sus obras de un realismo sorprendente, muchísimos artistas pueden debatir horas sobre este tipo de incongruencias pictóricas.
¿Vos que opinas?

Fuente: Kyle Lambert