jueves, 18 de febrero de 2010

Vacaciones

Estos próximos días, estaré de vacaciones intentando reponer las pilas de un 2009 desgastante y super cargarlas para el 2010 que viene muy movido con muchas, y buenas, novedades.
Quiero avisar, por las dudas, que el de la foto, desgraciadamente, no soy yo, así chicas no gasten las teclas de sus teclados enviándome mails porque la desilusión será grande…

Veinte años no es nada. Photoshop, su historia

El rey indiscutido, en el mundo de la edición de imágenes digitales, es, sin duda, Adobe Photoshop. Y la muestra de ello es su sempiterna presencia en dos décadas de predominio en las computadoras de cualquier diseñador gráfico que se precie.
Por un desliz de interpretación, en muchos sitios se publicó que el 10 de febrero fue el aniversario de Photoshop. En realidad la confusión surge a raíz de la fecha de la primera versión del programa, .63, ya que en el Splash aparece esa fecha aunque hay dudas si en realidad es el 10 de febrero o el 2 de octubre, debido a la forma en que los norteamericanos escriben las fechas. De cualquier forma esa fecha es anterior al lanzamiento efectuado por Adobe Systems Incorporated. Si bien el nombre al momento de ese lanzamiento era PhotoShop, la fecha oficial del programa es la utilizada cuando el programa pasa a ser propiedad de Adobe.
Mucho se escribe y habla sobre Adobe Photoshop, de hecho, ya se ha convertido en verbo -a pesar de los intentos de Adobe para evitarlo- y hoy es muy común escuchar decir “…fulanita está toda photoshopeada”. Y si bien es verdad que existen muchísimos programas que permiten editar imágenes, cuando se quiere hablar de una imagen retocada, siempre se menciona a Photoshop en algún momento de la frase.

Mirando hacia atrás, parece mentira ya que hayan pasado 14 versiones de este programa. ¿Cómo 14 si va por la versión 12, perdón 11?… Bueno vamos por la verdad. La versión CS5 ya es una realidad. Y esa sería la versión 12 siempre y cuando no contásemos las versiones 2.5 y 5.5. Pero antes de entrar en los detalles de la nueva versión, tendremos varias ediciones para esto, es el momento oportuno para recordar como Photoshop llega a 20 años de presencia casi absoluta en nuestras computadoras.

Los inicios hay que buscarlos en 1987 (tres años mas que la fecha “oficial”), cuando Thomas Knoll, un estudiante norteamericano que estaba preparando su doctorando sobre la presentación de imágenes por computadora en la Universidad de Michigan, trataba de escribir un código de programación para poder visualizar en un monitor en blanco y negro imágenes en escala de grises. El primer código gestado, que Knoll escribió en una computadora Mac Plus, fue denominado Display, pero como encontraba que el mismo tenía un rendimiento muy limitado, decidió no darle demasiada importancia. Sin embargo esas líneas de código eran el génesis del programa que se convertiría en el referente del tratamiento profesional de las imágenes digitales.

Guerra de las galaxias

Por aquel entonces, su hermano John Knoll, trabajaba, actualmente continúa haciéndolo, en la compañía Industrial Light & Magic, creadora de los efectos visuales de la productora de películas Lucasfilm, fundada por el director cinematográfico George Lucas. Lo cierto es que John, quien estaba experimentando como crear efectos especiales a través de una computadora para la afamada serie Star Wars, pidió ayuda a su hermano Thomas para realizar un programa que permitiera procesar imágenes digitales, ya que pensaba que Display podía ser un buen punto de partida. Thomas encontró interesante la posibilidad de ayudar a su hermano y se pusieron a trabajar en una Macintosh II que John compró a tal efecto, ya que ésta computadora era la primera con pantalla color. Ambos hermanos trabajaron conjuntamente para conseguir aumentar las capacidades de Display. Entre los pedidos de John a su hermano, estaba la posibilidad de tratar imágenes en diferentes formatos, mientras él mismo desarrollaba rutinas para procesar imágenes que luego se convertirían en plug-ins, dando el puntapié inicial a los famosos plug-ins Knoll. En el proceso, Thomas terminó desarrollando la característica de realizar selecciones con bordes suaves que permitieran correcciones puntuales, al igual que otras características como trabajar con niveles para ajustar una tonalidad; el balance de color, tono y saturación para ajustar el color, así como las capacidades para pintar.


En busca de un nombre


En 1988, John Knoll debió vislumbrar las posibilidades que tenía el programa que estaban desarrollando y le planteó a su hermano que podía ser interesante desarrollarlo como una aplicación comercial. No era una tarea fácil, la cual requería un gran esfuerzo pero que permitiría lograr un buen resarcimiento económico.
Por esos días, John vió en una revista un anuncio que le llamó la atención. Se trataba de un software de tratamiento de imagen denominado PhotoMac, el cual sería presentado en la conferencia del SIGGRAPH. Seguramente con gran satisfacción pudo observar que el programa que había generado su interés no suponía ningún “peligro” para sus pretensiones y su propia aplicación.

Thomas por su parte no dejaba de darle vueltas sobre qué nombre ponerle a su programa y debido a ello éste cambió varias veces de denominación, pues cuando encontraba uno que le parecía adecuado descubría que el mismo había sido registrado. Finalmente la solución surgió cuando en una demostración de una versión beta del programa, una persona les propuso llamarla Photoshop, lo cual fue aceptado por los Knoll.

En la búsqueda de un inversor

Era el momento de comercializar Photoshop. Varias empresas tuvieron la oportunidad de hacerse cargo del proyecto Photoshop, como por ejemplo Super Mac, Aldus e inclusive Adobe, quienes no mostraron interés, ya que los problemas financieros de la primera compañía y el hecho de que la segunda estaba trabajando en algo similar por su parte, hicieron imposible que se pudiera llegar a algún acuerdo.

Mientras Thomas seguía depurando el programa, John viajó hasta Silicon Valley donde repartió unas cuantas versiones demo del mismo. Al mismo tiempo que su hermano añadía nuevas funciones al programa, él escribió un sencillo manual para facilitar la comprensión de las características de Photoshop.
Finalmente la empresa Barneyscan, una compañía que fabricaba escáneres, se mostró interesada en el programa, llegando a un acuerdo con los Knoll para que los compradores de sus escáneres pudieran disponer del software desarrollado por ellos.

Se pusieron entonces en circulación 200 copias acompañando la misma cantidad de escáneres. Sin embargo el Photoshop, que se hallaba en versión 0.87, se presentó con el nombre de Barneyscan XP. No conformes con éste lanzamiento, en septiembre de 1998 volvieron a intentar con Adobe Systems Incorporated.

¿Quién es el Dr. Brown?

Russell Preston Brown es el director creativo senior de Adobe Systems Incorporated. Sin embargo su alterego, el Dr. Brown, es el rostro mas vinculado, en todo el mundo, con Photoshop. Una forma surrealista, y muy particular, de presentarse, y un total y absoluto conocimiento del programa, lo han convertido en la atracción principal de cualquier presentación oficial que realice Adobe sobre Photoshop, ya sea para usuarios principiantes, intermedios, o avanzados.
Brown, por aquel entonces director de arte júnior de Adobe, terminaba de realizar un acuerdo con Letraset para utilizar ColorStudio, programa de tratamiento de imagen de ésta compañía, pero la nueva demostración de los Knolls logró finalmente convencerlo de que Photoshop era mejor. Adobe estuvo de acuerdo en denominar Photoshop al programa y mientras Thomas escribía todo el código en Michigan, John, Russell Brown y algunos otros componentes de la compañía probaban Photoshop y aportaban sugerencias para mejorarlo. Adobe Photoshop salió a la venta con la idea, de parte de Adobe, de que el programa serviría de lanzadera a dos de sus productos más preciados: el lenguaje PostScript, lenguaje utilizado, de manera usual, por los talleres de impresión profesional, desarrollado en un principio para la empresa Xerox PARC y el software de dibujo vectorial Illustrator.
En la actualidad los hermanos Knoll aun están relacionados con Adobe, sin embargo Russell Brown, o mejor dicho su alterego, el Dr. Brown, es el rostro mas vinculado con Photoshop. Tanto es así que es difícil imagina uno sin el otro.

Apio verde tu iu

Finalmente, el 19 de febrero de 1990, la versión 1.0 se ponía a disposición del público una herramienta para el procesamiento de imágenes digitales, el cual fue dejando muchos contendientes en el camino. Tres años después de la salida de la primera versión para Macintosh, Adobe Photoshop era lanzado para el entorno PC Windows.
Vale la pena recalcar que en aquella época, las computadoras no tenían demasiada memoria, lo cual permitía apenas manipular y almacenar no más de cinco o seis imágenes. Muy diferente a las posibilidades y a los requerimientos técnicos que necesita la versión Creative Suite 5.
Si bien en lo particular me siento un poco desilusionado por que no hubo, a nivel internacional, una gran fiesta para festejar estos 20 años de vida, todos los amantes del manipuleo de imágenes digitales, debemos estar agradecidos por los esfuerzos, y logros, de los hermanos Thomas y John Knoll.

Splash

Aqui se encuentran todos los Splash (pantallas de apertura) de todas las versiones del programa.
















viernes, 5 de febrero de 2010

Invisible

No estoy hablando de la película Den Osynlige (2002), o de su versión yankee The Invisible (2007), donde un adolescente, aparentemente muerto, se contacta con uno de sus agresores para que ayude a la policía a encontrar su “cadáver” ya que él es invisible para todos los demás. Tampoco hablo de la película Hollow Man (2000) con Kevin Bacon como el hombre invisible.
Mucho menos hablo del libro The Invisible Man (1897), escrita por Herbert George Wells, más conocido como H. G. Wells. Este autor, famoso por sus novelas de ciencia ficción y considerado, junto a Julio Verne, uno de los precursores de este género, logró incomodar a la sociedad con sus primeras novelas, que lo han convertido en uno de los más grandes escritores de ciencia ficción.
Para citar algunas de sus obras puedo hablar de La máquina del tiempo (1895), donde abordó el tema de la lucha de clases; La isla del doctor Moreau (1896) o El hombre invisible (llevada al cine por primera vez en 1933), donde manifiesta los límites éticos de la ciencia y la obligación del científico de actuar de forma ética más allá del poder que le otorgan sus descubrimientos; o de la emblemática, y conflictiva La guerra de los mundos (1898), adaptada por Orson Welles en 1938 para crear una especia de novela radiofónica que en su momento creó gran alarma social, en la cual crítica los usos y costumbres de la época victoriana y las prácticas imperialistas británicas.
Podría seguir mencionando varias obras más que tratan sobre ser invisible, lo que nos permite crear un camouflage perfecto, lo cual siempre nos ha maravillado al observar como permite a los animales, y las plantas, que permanezcan imperceptible al medio ambiente circundante a través de una artimaña.
Basados en estos conceptos ha surgido una nueva ola de artistas, que se valen de técnicas especiales de pintura y fotografías, la cual permite camuflar a una serie de personas ocultándose, o mezclándose, con su entorno. Esto se logra sin la ayuda de Photoshop, sino con una depurada técnica artística y fotográfica, que permite al artista camuflar al modelo gracias a un traje diseñado especialmente.
Entre estos artistas destaco la creativa y particular obra de Liu Bolin y Desiree Palmen.

Liu Bolin

Liu Bolin es un artista chino que basa su obra en la protesta a las acciones del gobierno chino, el cual cerró su estudio en 2005. El trabajo de cada una de sus fotografías puede llegar a demorar hasta diez horas, y muchas veces los peatones no se dan cuenta de lo que está “oculto” en la escena.


Desiree Palmen

Desiree Palmen es una talentosa artista neerlandés que también utiliza la fotografía para producir su arte del camuflaje. Ella prepara meticulosamente las pinturas a mano, sobre trajes de algodón, igualando el camuflaje con el segundo plano.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Salió Digital Design Nº 6

King of Photoshop

Allá por mediados de los años 70, cuando ya comenzaba a vislumbrarse mi fascinación por la ilustración, me depare con una sentencia paternal que pudo haber cambiado mi historia profesional. Es que de forma categórica mi padre me dijo… “los dibujantes no copian de fotos”. Afortunadamente para mi vida laboral, unos pocos años después cayó en mis manos un libro, que aun hoy conservo, de Norman Percevel Rockwell.
Este oriundo de New York, nacido el 3 de febrero de 1894 y fallecido el 8 de noviembre de 1978, en Stockbridge, fue, a mi entender y el de muchos, el mejor ilustrador de la historia. A tal punto llega esta afirmación que según una leyenda popular las ilustraciones que Norman Rockwell realizó del alunizage, a pedido de la NASA en 1967, fueron las imágenes “reproducidas” en la “supuesta” llegada del hombre a la luna dos años después. La similitud de sus dibujos, ¿premonitorios?, dan que pensar si realmente no se realizó una teatralización de la llegada de Neil Armstrong.

Mas allá de éste dato anecdótico, una de las ilustraciones de Norman Rockwell aun hoy es el icono de una de las fiestas más importantes de los norteamericanos: el día de acción de gracias. La mesa rodeada de familiares con el famoso pavo en el centro de la escena ha sido reproducida por años.

De la misma forma su obra más destacada fue la realizada como ilustrador oficial de la revista de actualidad y sociedad Saturday Evening Post. Tan prolifera fue ésta producción que si pensamos que su primera portada data de 1916 y su último trabajo en esa publicación es de 1963, tenemos 47 años ilustrando a la sociedad norteamericana casi semanalmente. Sus tapas, ilustraciones y demás publicidad han sido repetidas e imitadas hasta la saciedad.

Su forma de ilustrar tiene un profundo sentido anecdótico ya que en su trabajo proliferan, por ejemplo, las obras que representan a los protagonistas en diferentes actitudes jocosas o altamente expresivas, como puede ser corriendo, burlándose de otros, tomando el desayuno, yendo a la escuela o jugando al béisbol. Asimismo en su obra también se encuentran la crítica social o ensalzamiento de ciertos valores o virtudes del pueblo norteamericano y de la raza humana en general. Algunos de sus trabajos respiraban cierto aire patriótico, valor por entonces tenido muy en cuenta debido a la entrada de Estados Unidos en la segunda guerra mundial, como sucede con "La lealtad del Boy Scout", de 1942.

Tal vez la obra más polémica de Rockwell sea la realizada a mediados de los años 60 y principios de los 70, cuando, a través de un trabajo mordaz y crítico con la sociedad, ilustra los cambios políticos que por entonces sufrió Norteamérica, entre ellos los de la lacra del racismo. A raíz de su gran participación en la integración de los negros y sobre todo, la defensa del débil y el apoyo a los negros perseguidos o insultados, la obra de mayor impacto social y destacada de los años 60, tal vez sea "El problema con el que convivimos todos", de 1964. En esta magnifica ilustración representa con delicada intensidad a una niña negra que tiene que ir escoltada a la escuela, víctima de los insultos y agresiones, como el lanzamiento de tomates y huevos, de otros ciudadanos.

Pero volviendo a mi anécdota del principio, en el libro Norman Rockwell, Artist and illustrator, se ven las reproducciones de sus fotos y como fueron interpretadas pictóricamente por el artista. El jamás ocultó su trabajo con la cámara fotográfica. De hecho, en un reportaje que le realizaron, al momento de efectuar la fotografía para ilustrar la nota el prefirió posar junto a su cámara fotográfica antes que a sus lienzos.
Estoy convencido que de vivir en la actualidad seria el mejor “photoshopeador” y sus retoques serian verdaderas obras de arte.
Por tal motivo, y en el centésimo décimo sexto aniversario de su nacimiento, he decidido rendirle este pequeño homenaje.

Fuente: WikipediaWWW: Norman Rockwell

martes, 2 de febrero de 2010

No se puede hacer más lento

René Lavand, quien cumplirá 82 el 24 de septiembre de 2010, es un ilusionista argentino de fama mundial especializado en cartomagia, o, como a el le gusta decir, en la lentidigitación.
Para los registros, su nombre completo es Héctor Renato Lavandeira, y vive en Tandil, ciudad cabecera del partido homónimo, ubicada en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina, desde su más tierna infancia.
La particularidad de este genio (creo que me quedo muy corto con este adjetivo) es realizar sus ilusiones únicamente con su mano izquierda, ya que en un accidente perdió la derecha cuando sólo tenía nueve años. A pesar de esto, es uno de los más afamados magos de dominio de la baraja. Lejos de dejarse derrotar por ese infortunio, Lavand practicó la cartomagia de forma obsesiva hasta alcanzar un completo dominio de las cartas con una sola mano. Para ello debió seguir un camino autodidacta ya que, como el mismo dice, "todos los libros y técnicas son para magos de dos manos".
Independientemente de que haya superado su discapacidad de forma asombrosa, gran parte de la atracción de sus espectáculos radica, conjuntamente a su expresivo manejo de la pausa, el silencio como recursos dramáticos y a la lentitud con que los sus presentaciones, en las historias con las que narra sus ilusiones. Estos textos, en su mayoría, son escritos en conjunto con sus amigos Rolando Chirico y Ricardo Martín.
En 2002, Lavand interpretó a un veterano dueño de bar y villano de barrio en el film policial argentino Un oso rojo, dirigido por Adrián Caetano, por cuya actuación fue nominado al premio Cóndor de Plata de la Asociación de Críticos Cinematográficos de Argentina como Mejor Revelación Masculina.
Pero como dicen que como muestra basta un botón, y como, parafraseando a René, "La cámara implacable no me deja mentir..." disfruten de una presentación de su "juego" más famoso, versión del clásico de la cartomagia llamado "Agua y aceite", en el cual utiliza una de las frases que definen su arte y lo inmortalizará: "No se puede hacer más lento".



Fuente: Wikipedia