martes, 2 de febrero de 2010

No se puede hacer más lento

René Lavand, quien cumplirá 82 el 24 de septiembre de 2010, es un ilusionista argentino de fama mundial especializado en cartomagia, o, como a el le gusta decir, en la lentidigitación.
Para los registros, su nombre completo es Héctor Renato Lavandeira, y vive en Tandil, ciudad cabecera del partido homónimo, ubicada en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina, desde su más tierna infancia.
La particularidad de este genio (creo que me quedo muy corto con este adjetivo) es realizar sus ilusiones únicamente con su mano izquierda, ya que en un accidente perdió la derecha cuando sólo tenía nueve años. A pesar de esto, es uno de los más afamados magos de dominio de la baraja. Lejos de dejarse derrotar por ese infortunio, Lavand practicó la cartomagia de forma obsesiva hasta alcanzar un completo dominio de las cartas con una sola mano. Para ello debió seguir un camino autodidacta ya que, como el mismo dice, "todos los libros y técnicas son para magos de dos manos".
Independientemente de que haya superado su discapacidad de forma asombrosa, gran parte de la atracción de sus espectáculos radica, conjuntamente a su expresivo manejo de la pausa, el silencio como recursos dramáticos y a la lentitud con que los sus presentaciones, en las historias con las que narra sus ilusiones. Estos textos, en su mayoría, son escritos en conjunto con sus amigos Rolando Chirico y Ricardo Martín.
En 2002, Lavand interpretó a un veterano dueño de bar y villano de barrio en el film policial argentino Un oso rojo, dirigido por Adrián Caetano, por cuya actuación fue nominado al premio Cóndor de Plata de la Asociación de Críticos Cinematográficos de Argentina como Mejor Revelación Masculina.
Pero como dicen que como muestra basta un botón, y como, parafraseando a René, "La cámara implacable no me deja mentir..." disfruten de una presentación de su "juego" más famoso, versión del clásico de la cartomagia llamado "Agua y aceite", en el cual utiliza una de las frases que definen su arte y lo inmortalizará: "No se puede hacer más lento".



Fuente: Wikipedia

1 comentario:

Mat!as. dijo...

Afortunadamente lo pude ver en vivo en tres oportunidades, realmente es increíble lo que hace y como capitaliza en realidad su necesidad de hacer cartomagia con una sola mano. Un CAPO!