viernes, 30 de diciembre de 2011

Muera el Cáncer!


Leyendo un comentario en el muro de mí amiga Moni Ferrarese, el cual en realidad ella compartió del muro de los chicos de LaSalamandra On Line, me inspiró escribir un comentario pero el mismo terminó siendo tan largo que decidí publicarlo aquí en mi blog. El mismo aludía al mal comportamiento de muchos medios de difusión a raíz de la enfermedad del Flaco Spinetta.
Como periodista, e hijo de periodista, se que hay determinadas líneas que hay que cruzar, muchas veces a contra gusto. Y si bien se podría argumentar que, tal vez, hubo un cambio editorial (no hablo de ninguna publicación en particular), el cual permite que hoy se hable de una figura que en otro momento no encajaba dentro de la pauta, opino que debe existir un respeto social mas allá de cualquier argumento de venta, o editorial.
Pero como sociedad somos buitres, y usamos el derecho a opinión para decir, o hacer, cualquier cosa sin importar si lastimamos al prójimo, aunque en base no haya sido la intención.
Aclaro que, aunque suene muy fuerte, se podría decir que soy anti peronista. Y, más allá de eso, estoy muy lejos de ser simpatizante del actual gobierno. Esto viene a colación de lo ocurrido en 1952 cuando Eva Perón se enfermó y aparecieron pintadas diciendo “Viva el Cáncer”. En estos días en Twitter y Facebook volvieron a aparecer comentarios de este género en relación a la enfermedad de la presidenta. Repito, soy completamente anti K, y para nada simpatizante de, en mi opinión, su política populista, a pesar de haber militado en la izquierda durante mucho tiempo. Pero independientemente de que este en contra, o no me guste, una determinada persona, jamás se me ocurriría alegrarme de su enfermedad, o, peor, su muerte. Aunque, nobleza obliga, debo confesar que la que sufrieron los genocidas que tuvimos me alegró.
Con este comentario quiero expresar que el problema de fondo va mas allá de que a algún periodista, mala leche, se le pueda ocurrir especular con la desgracia ajena. Va en que si nadie comprase, o consumiese, la basura que se expone, como por ejemplo las peleas en el programa de Tinelli (y no el programa en si mismo el cual, mas allá de esa inmundicia que les da rainting, tiene por detrás un excelente trabajo de producción y de gente muy capaz), no se publicarían fotos como las de Gente (o Caras, no recuerdo) y se respetaría el dolor de las personas que están sufriendo algún infortunio.
Perdón que me haya ido de “mambo” pero me pareció oportuna la ocasión, haciéndonos un balance sobre el año que termina, para gritar que comencemos a replantearnos ser un poco mejor como sociedad. Me incluyo totalmente.
Quisiera que, por ejemplo y aunque parezca una tontería, cuando se suba al colectivo el pasajero ya tenga en sus manos las monedas para pagar el boleto y no, después de estar mas de 15 minutos esperando el transporte, decida buscarlas delante de la maquinita expendedora. O que las personas que posean perros limpien sus deposiciones, y que yo no tenga que andar con mis dos hijos chiquitos caminando cual campo minado cuidando para que no pisen ninguno de esos regalitos.
Quisiera que cuando aumente la carne, o la gasolina, no salgamos corriendo a hacer colas kilométricas para ahorrarnos apenas unos pocos pesos. Mi abuela alemana siempre me contaba que cuando, después de la guerra, la carne, o cualquier otra cosa, aumentaba algunos centavos, TODOS dejaban de consumirla en lugar de darse codazos para comprar medio kilo más, dejando a la persona que viene atrás sin su ración. Aprendamos de los japoneses, que cuando hacen una huelga, en lugar de cruzar los brazos, cortar calles, impedir el paso de ambulancias, o transeúntes, u obligar a un compañero que no esta de acuerdo con esa actitud, duplican la producción obligando a la empresa a tener que vender todo mas barato.
Aprendamos a no desnucarnos, si alguien se enferma, para conseguir la foto de su figura escuálida y decadente, y busquemos conocer, o descubrir, su obra y sus momentos de gloria. 
Enfrentemos nuestro morbo.
Matemos de una vez por todas, el cáncer que tenemos como sociedad y aprendamos a ser un poco más “animales” como sociedad.
Estos son mis deseos “populistas” para el próximo año que se inicia.

4 comentarios:

RAUL BULACIO dijo...

Me gusto... pero como siempre te vas... y cuesta regresar pero el concepto al final es claro. Pero te aclaro que si actuamos como "animales" a la "señora" la dejaríamos morir mientras la manada sigue su rumbo. Ahora la tapa de Almendra a que se debe?...

La Salamandra dijo...

Tal vez decir "sin palabras" suene demasiado simple, pero es así: nada que agregar a esta precisa y objetiva reflexión/descripción sobre nuestro comportamiento como país. Y además es valiente, en muchos sentidos. Seguramente hay un camino para superar esta crisis de valores que tiñe todos los ámbitos de nuestra sociedad. Esta nota es uno de los indicadores sobre el rumbo que hay que tomar.

Marcelo Monzón dijo...

Raúl, gracias por hacerme notar que, a raíz de que este post se inició como un comentario a un post en el muro de Facebook de LaSalamandra On Line, las personas que no habían visto las fotos del Flaco no entendían que tenia que ver la tapa de Almendra con la nota en si misma. Corregido el error.
Con relación al parangón entre los “animales” y “la señora”, el mismo es correcto, pero desafortunadamente como sociedad funcionamos mucho mas complejamente que una manada.

Marcelo Monzón dijo...

La salamandra, como fiel seguidor de tus post y comentarios, nunca me anime, o me faltó el tiempo para hacerlo correctamente, a escribir. De hecho este post nació en el acto de escribirles, pero me di cuenta que como respuesta era muy larga.
Realmente es un honor tu apreciación.
Infaustamente el mismo no surgió desde la valentía, sino desde la bronca en si misma.
Hubiese sido más noble que surja desde un acto pseudoheroico y no desde la agonía de percibir que muchas voces se callan por expresar estos mismos sentimientos.
Ojalá “sepamos” aprender a ser mejores como sociedad y que, como dijo Moni en su respuesta sobre este post en Facebook, “…... yo como vos deseo que esto mejore, quiero creer que puede cambiar... nadie me puede quitar esa ilusión.”