domingo, 11 de julio de 2010

No maten al mensajero

Hoy en día se escucha hablar constantemente que los famosos y las modelos son retocados con Adobe Photoshop. Sin embargo no se escucha, por lo menos masivamente, la opinión de los protagonistas de estos retoques que no siempre son bien recibidos.
No me gustaría para nada parecerme a la mujer de la foto. Es muy exagerado el retoque”. Esta frase no fue dicha ni por mi esposa, ni por ninguna mujer de mi entorno de amistades.
Fue vociferado por una iracunda Kate Winslet, actriz principal del film Titanic, al ver el tratamiento digital que había realizado la revista GQ con su foto de tapa.
Pero su enojo no se contento solo con unos cuantos gritos, sino que llevo el tema a la justicia.
El tema realmente desató una ola de reclamos, legales y verbales, de actrices, actores, e inclusive políticos, que vieron su imagen publica modificada digitalmente.
Incluso, varios noticieros internacionales trataron el tema, no solo por el caso del presidente francés Nicolas Sarkozy, y la diferente imagen de sus “rollitos” en la revista Paris-Match, sino porque el enfado sobre el “mal” manipuleo de la imagen es una constante de los famosos hoy en día con juicios contra las distintas ediciones que publican sus fotos.
Los reclamos no han quedado únicamente en el país del norte, ya que en Latinoamérica muchas celebridades han expresado su descontento ante la alteración digital de su cuerpo.
¿Es el Photoshop el culpable de tanto descontento? Si bien es el programa mas utilizado en retoque fotográfico, y sin caer en el simplismo de que el programa por si solo no hace nada, el retoque de modelos y personajes famosos es una practica que tiene mucho mas que los 20 años de vida de Photoshop.
Si se visita los archivos de los más grandes diarios latinoamericanos, y se tiene la suerte de ver aun las fotografías originales, no las digitalizadas, se podrá descubrir que figuras como Marilyn Monroe han sido retocadas con pincel y tempera para perfeccionar su ya perfecta figura.
Si bien el retoque no era tan exagerado, como los que se están realizando actualmente, siempre se ha intentado alisar la piel utilizando lápices, tintas y aerógrafos sobre las fotografías ya reveladas, antes de imprimirlas en las páginas de los diarios y revistas.
De hecho la técnica que se utiliza actualmente para retocar con Photoshop es conocida como técnica de aerografía.
El tema de la exageración es un tema aparte, ya que realmente se modifican no solo los contornos del cuerpo, hasta una delgadez extrema, sino que también las expresiones y rostros se ven alterados, convirtiendo, en muchos casos, a los protagonistas en caricaturas vivientes de sus fotografías.
Un buen ejemplo de exageración es el que ocurrió con la cantante country Faith Hill, en la tapa de la revista Redbook.
Pero los retoques no son exclusividad de las fotografías, ya que en el cine y la televisión existen muchísimos ejemplos de alguna ayudita extra para mejorar la imagen de los famosos. Y en estos casos no existen reclamos, muy por el contrario.
En televisión, las grandes divas cuentan con la ayuda de tecnología especial, que permite desenfocar determinadas áreas de la imagen para que de esta manera se “suavice” la región seleccionada.
Pero tal vez el caso más resonante de una ayudita de los amigos digitales es el caso de la actriz Demi Moore en la película “Los Ángeles de Charlie” de 2003.
En la escena que comparte con la blonda Cameron Diaz, fue necesario “aumentarle” la altura 10 centímetros para que sus 165 cm. no fuesen tan evidentes ante los 175 cm. de la actriz de “La máscara”.
Se podrían contar muchísimos casos más, pero todos terminan con la misma pregunta: ¿Es Photoshop culpable de las atrocidades que se hacen en su nombre? Para mi no.

Publicado originalmente: Revista Digital Design nº 01 (Red Users)

Si una hermosa mujer como la cantante Faith Hill necesita ser retocada de tal forma, ¿que nos espera al resto de los mortales?

No hay comentarios: