lunes, 19 de abril de 2010

MUJERES: Camille Claudel, une artiste, une destinée

A partir de hoy, y en los siguientes días Lunes, publicare una pequeña reseña de las mujeres que considero ejemplo de lucha y fortaleza.
En este primer caso quiero contar la historia de una mujer que desde que la conocí me fascinó. Tuve la suerte de visitar la casa donde residió en París junto a Rodin. Mas precisamente en el Musée Rodin en el número 77 de la Rue de Varenne.
Estando en presencia de sus cartas, fotografías y obras, me inspire para hacer la imagen que ilustra este post. Saque las fotos ya con el boceto en la cabeza, y bien regrese a Buenos Aires simplemente tuve que descargar las fotos de mi cámara y realizar el montaje, el cual, para mi sorpresa, quedo exactamente igual a como lo había imaginado.

Camille Claudel nació en Fère-en-Tardenois, Aisne, Francia, el 8 de diciembre de 1864. Esta escultora francesa, hermana del poeta, dramaturgo y diplomático francés Paul Claudel, desde su infancia en Champagne fue una apasionada de la escultura; jugaba con el barro y esculpía a las personas que la rodeaban, como a su hermano Paul y a su sirviente Hélène. En 1882 fue aceptada por Paul Dubois, director de la Escuela Nacional de Bellas Artes. Llegó a París en 1883 con el fin de perfeccionar su arte ingresando en la academia Colarussi.
En 1883 tiene su primer encuentro con Auguste Rodin, y, al año siguiente, empieza a trabajar en su taller. Camille posa para él y colabora en la realización de las figuras de la monumental Las Puertas del Infierno. La obra de la escultora, a pesar de ser muy cercana a la de su maestro, tiene su toque personal y femenino, sin ser nunca una copia: por eso, Octave Mirbeau proclamó su genio. Aparte de ser una de sus principales colaboradoras, fue también su amante y compañera durante algunos años; se convirtió en su modelo y su musa, inspirando obras como la Danaïde o Fugit Amor.
Se produce entre ambos un clima de colaboración y enfrentamiento que enriquece la labor mutua. A pesar de la pasión, la relación entre Rodin y Camille es complicada, conflictiva y con continuas interrupciones y crisis.
Una vez rota su relación con el escultor, Camille se encierra en su taller y se aleja del mundo. En diciembre de 1905, Camille realiza su última gran exposición.
El 10 de marzo de 1913 la internan en el sanatorio de Ville-Evrard y en julio del mismo año en Montdevergues, manicomio del cual, a pesar de su recuperación y sus lúcidos y desgarrados ruegos a su hermano Paul, nunca saldrá. Encerrada pasará los últimos treinta años de su vida. La familia prohibió que recibiera visitas y nunca fueron a verla. Falleció el 19 de octubre de 1943 y fue enterrada en una tumba sin nombre, sólo con los números 1943 -n392

Entre las lecturas que encontré, me gusto particularmente Genio y locura hasta la sepultura escrita por Ramón Cotarelo.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios: