jueves, 15 de noviembre de 2007

Impresiones macabras

El siguiente paso de la humanidad en búsqueda de la vida eterna tiene un nuevo nombre: Tintas Afterlife.

La idea es sencilla; lograr la inmortalidad después de la muerte. Luego de ser cremada la persona fallecida, sus cenizas se mezclan con la tinta de una impresora que finalmente terminará imprimiendo una fotografía del difunto.

La empresa InkAafterlife suministra los medios para que luego de una fusión de las cenizas con la tinta de impresión, se imprima una imagen de 8x10 pulgadas, con un costo de 50 dólares para fotos en blanco y negro, o de U$S 79 para una impresión color.

El homenaje dista grandemente de la construcción de la Gran Pirámide o del Taj Mahal y es muchísimo mas económico que disparar las cenizas al espacio, pero seguramente es mucho mejor que ser enterrado en una tumba húmeda y fría.

Inkafterlife

No hay comentarios: