domingo, 24 de junio de 2012

Malouines, le Ciel appartient aux Faucons

Así se titula la historieta escrita por Néstor Barron e ilustrada por Walther Taborda, la cual ha sido publicada, en 2010, por la editorial francesa Paquet.
Ésta historieta, que homenajea a los héroes del Grupo V de Caza de la Fuerza Aérea Argentina que libraron batalla contra la flota británica en defensa de la soberanía de las islas Malvinas, trata sobre una batalla en la que Argentina y el Reino Unido se disputan, en 1982, la soberanía de las Islas del Atlántico Sur.
Según publican los editores de Paquet, en el editorial de la primera edición, “Malvinas: El cielo pertenece a los halcones, Skyhawk -este sería su titulo en español-, trata del destino de pilotos argentinos que despegan del continente para ir a bombardear la flota inglesa, sabiendo que sus reservas de combustible no les permitirán volver a aprovisionarse en la base. Una historia de héroes que emprenden un camino sin retorno hacia el infierno, con pocas posibilidades de sobrevivir...”.
Más allá del excelente guión de Néstor Barron, vale destacar el extraordinario y sorprendente trabajo de Walther Taborda, quien realiza un trabajo detallado en cuanto a la documentación bélica, no solo de los aviones (maquinas que, según se puede dilucidar de su blog, son su pasión) sino en el realismo de sus batallas y en los detalles de armas y escenarios. Sus trazos remiten al estilo japonés Manga, el cual, aquéllos que me conocen saben, no goza de mi simpatía. Sin embargo el depurado detallismo de Taborda hace que no lo vea como un tradicional Manga (de hecho no lo es) sino como el viejo y querido estilo historietístico europeo o autóctono.


Más allá de este detalle, una de las cosas que más me sorprendió es que en su titulo se reconozca el nombre Malvinas, Malouines en francés. Si bien son sabidas las grandes diferencias que existen entre Francia e Inglaterra en torno a sus posturas belicosas.
Indistintamente Francia es reconocida como una nación que vivió la guerra de forma muy “revolucionaria” ya sea por su fama de guerra de trincheras, en la Primera Guerra Mundial, o su resistencia contra los Nazis durante la Segunda gran guerra.
La admiración de los franceses, por el heroísmo de los pilotos argentinos, se puede ver reflejada a través de las palabras de Pierre Clostermann, quien, a pesar de haber nacido en Brasil, es un reconocido héroe de la aviación de combate francesa, dijo en 1982:
"A fines de los años 50, un niño soñaba con ser piloto, y volar hacia las islas Malvinas y luchar por esas tierras de ser necesario. A comienzos de los años 80, ese niño se había convertido en uno de los pilotos argentinos que entraba en combate por primera vez en su historia, descubriendo muy pronto que, para enfrentar a un enemigo de un poder tecnológico enorme, sólo contaban con su destreza y su coraje sin igual, porque no disponían de ningún medio técnico. En ese lejano lugar del Atlántico Sur, en el que las distancias siempre son desmesuradas y el clima terrible, esos hombres escribieron una de las páginas más heroicas de la historia de la aviación mundial. En nuestro mundo occidental, en el cual la cobardía compite con la estupidez, el heroísmo de los aviadores argentinos es como un faro luminoso. Rindo homenaje a esos pilotos. Para mí, ellos ganaron la batalla aeronaval contra la flota inglesa. Para mí, que soy latino, eso fue un orgullo."

Gracias al gran éxito de esa primer edición, en abril del corriente año, se ha publicado un nuevo tomo llamado “Malouines, le Ciel appartient aux Faucons – Pucará” haciendo referencia al avión de combate creado y fabricado en Argentina.
Desde estas páginas deseamos que esta nueva edición tenga tanto éxito como la anterior y que sirva para concientizar que nuestros soldados fueron verdaderos héroes en una estúpida guerra.

No hay comentarios: