sábado, 23 de junio de 2012

Dame un BigMac de verdad

McDonald’s es, originalmente, una cadena norteamericana de restaurantes de comida rápida.
Sus principales productos son las hamburguesas, las cuales son degustadas aproximadamente por 47 millones de clientes al día, convirtiéndose, de esta manera, en un símbolo de Estados Unidos, la comida rápida, el capitalismo y la globalización.
De hecho, esa presencia global indujo a la publicación británica The Economist elaborar el “índice Big Mac”, que consiste en comparar el precio de una hamburguesa BigMac, la más famosa de la cadena, en todos los países donde la venden y así establecer un parámetro común de los costos de vida en cada país y saber si las monedas están sobrevaloradas con respecto al dólar estadounidense. Aquí en la Argentina también tenemos el “índice Big Mac”, el cual, “dicen”, está MUY contenido, pero eso es perorata para otra discusión.
Lo que sí siempre se criticó, a nivel local y mundial, es que las imágenes de los locales distan muchísimo a las hamburguesas que finalmente llegan a nuestras bandejas. Nobleza obliga, lo mismo ocurre con su competidor más directo, Burguer King, así como también con cualquier pizzería de barrio donde las fotos del menú difieren, y mucho, de las porciones que llegan a nuestra mesa.
La cuestión es que la franquicia de la cadena en Toronto, Canadá, decidió recoger el guante y salió con una campaña de Marketing de alto impacto, donde, a través de un sitio web, invita a sus consumidores a realizar cualquier tipo de consulta sobre los productos vendidos.
Basándose en la pregunta de Isabel M, de Toronto, quien preguntó “¿Por qué los alimentos se ven diferentes en la publicidad de los que están en el local?”, la directora de marketing de McDonald's Canadá, Hope Bagozzi, sale a mostrar como se realiza una fotografía de producto para la cadena del payaso Ronald McDonald.
Utilizando un estilo de cámara tipo documental, Bagozzi entra en un local de McDonald’s, y ordena un cuarto de libra con queso. A continuación, la hamburguesa es llevada a un estudio fotográfico, donde la misma será estratégicamente “reestructurada” para luego ser fotografiada. Obviamente que cada paso será para dejarnos con mas agua en la boca como sea posible.
Según Bagozzi, el uso de Photoshop simplemente sirve para “mejorar el color y los accidentes que pueden ocurrir durante la preparación, lo que obviamente no muestra el producto en su mejor forma.”
Verdad? Mentira? Sacá tus propias conclusiones y dejame tu comentario. Yo por lo pronto me voy a la esquina, ya que ver estas imágenes (publicidad subliminal??), me abrieron el apetito.


Imagen publicitaria de una BigMac de McDonald’s
 Fotografía, sin retoque, de una hamburguesa BigMac
descargada de Wikipedia
 Fuente: McDonald's Canada (Hacenos tu pregunta)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó el post pero no les creo nada. La carne es mas grande ademas hay muchos cortes.No es edicion continua.
Yo sabia que hasta le ponian barniz a la carne para que parezca mas brillante.

Jordi dijo...

En el Mcdonals de al lado de mi casa no ponen esas hamburguesas como la del ejemplo del video.. jaja

Nos toman el pelo como quieren con su gran máquina de marqueting mundial.

Me gustó mucho tu blog y tu portfolia Marcelo, sobretodo tus ilustraciones. Yo voy aprendiendo poco a poco photoshop, y también hago mis cosillas para mi y mis amigos. www.tragodegrog.blogspot.com

Saludos desde España!

Marcelo Monzón dijo...

Hola Jordi

Muchísimas gracias por tus comentarios.
La verdad que como estoy de los dos lados del mostrador, he realizado retoques gastronómicos y, obviamente, también los consumo, me encuentro un poco entre la espada y la pared.
De cualquier forma me gustan más las hamburguesas de Burguer King (safadeli) jejeje! :D
Hablando enserio, he visitado tu blog y tenes cosas excelentes. Si bien no soy un consumidor de arte surrealista, técnicamente veo cosas muy bien hechas.
De todas las imágenes me han gustado mucho, como idea también, “Tal cual jarrón” y “Y sin manguitos!”.
Te mando un gran abrazo desde el otro lado del océano…