jueves, 28 de marzo de 2013

Adiós a mi infancia


Crecer tiene estas cosas. Ir perdiendo en el camino a la gente que nos ayudo a crecer. Ídolos de antaño, como el Capitán Piluso, se fueron antes de tiempo. Otros por suerte, como Carlitos Balá, aun nos iluminan el rostro con una sonrisa.
Pero hoy uno de estos longevos maestros de la infancia sana se ha ido.
Si bien el papá de Anteojito, Hijitus, Larguirucho, Petete, Calculín, por nombrar solo algunos, era de origen español, fue, y aun es, el ideólogo de la alegría infantil de tres generaciones de argentinos.
Manuel García Ferré falleció a los 83 años, la madrugada del 28 de marzo de 2013, alrededor de las 2 am, hora de Buenos Aires, en el Hospital Alemán, durante una cirugía del corazón.
Como olvidarse de la revista Anteojito, que después de más de 1.900 ejemplares, y de haber sido desplazada por diferentes revistas más modernas, como por ejemplo "Genios" del Grupo Clarín, dejó de publicarse a fines de 2001. Ésta publicación, una de sus creaciones más destacadas, fue la compañera ideal de todo impúber desde 1964. Se podría decir que en ese momento se cerró toda una época de la cultura infantil argentina. Obviamente el mundo evoluciona y hay que aggiornarse, enfoscándose en temáticas mas relacionadas a lo tecnológico y la informática, dejando atrás la ingenuidad, la inocencia y el encanto que tanto añoro.
No tuve la oportunidad de conocerlo personalmente, como si a otros ídolos de mi infancia, pero igualmente siento que puedo decirle adiós amigo.
Se va un pedazo más de mi niñez. Se va un pedazo naif de un tiempo que inexorablemente se esta desdibujando.

No hay comentarios: