jueves, 12 de enero de 2012

Nada más importa


Shakira Isabel Mebarak Ripoll. Este nombre no significaba mucho hace apenas 16 años. Mucho menos cinco años antes cuando el álbum Black, de la banda californiana de thrash metal, Metallica, incluía su balada “Nothing else matters”.
Soy fanático del rock, mas puntualmente del Heavy Metal.
No me gusta Shakira.
Hoy tenemos a Shakira cantante, a Shakira empresaria, a Shakira propietaria de una isla, Hasta a Shakira como asesora del actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.
No puedo negar que la cantautora, compositora, productora discográfica y bailarina colombiana tiene talento. Pero no me gusta.
Podría escribir sobre muchas criticas que leí sobre su falta de “patriotismo” pero prefiero quedarme con el trabajo de la Fundación ALAS, una de las dos organizaciones (junto a Pies Descalzos) de la que Shakira es fundadora y con la que trabaja activamente para ayudar a chicos carenciados. Estas fundaciones son las que le dieron el aval para que forme parte de la Comisión Asesora del Presidente Norteamericano sobre Excelencia Educativa para Hispanos.
Es increíble ver la transformación, física y artística, que sufrió ésta nativa de Barranquilla desde el lanzamiento del álbum Pies descalzos.
Y si bien ésta noticia es vieja, ya que desde el segundo semestre de 2010 se habla sobre ella, yo me enteré hoy, porque como ya mencione, NO me gusta Shakira.
Cuando leí que la colombiana, sin caer en menciones peyorativas aclaro, había realizado un cover de “Nothing else matter” realmente pensé que el comercio musical había llegado a su punto mas bajo. Sin embargo me equivoque.
No porque el mercado musical no esté en decadencia, porque lo está y cada día más y más, sino porqué lo que Shakira hizo con uno de los clásicos de Metallica, estaba muy bien hecho.
Uno puede querer ser purista, o en criollo más papista que el Papa, y decir que se desvirtuó la esencia del tema. Sin embargo no se puede negar un buen producto. Y ésta versión es realmente excelente.
Hasta el propio James Hetfield, cantante y compositor de la canción, le dio su visto bueno, y no por una “obligación” contractual con la discográfica, sino porque realmente considera excelente el nuevo arreglo, así como su interpretación.
Vale aclarar que un cover no es un plagio, o sea, Shakira para poder tocar esa canción tuvo que pagar los derechos de uso a Metallica. Y sin la aprobación de la banda, o la discográfica, pero no entremos en polémicas, no puede hacer uso del tema.
Podría criticar que haya realizado un medley con el tema compuesto por Hetfield y Ulrich y “La despedida”, pero me gusto la fusión. O también podría criticar que haya utilizado instrumentos latinos. Sin embargo me pareció perfectamente acertado. De hecho el arreglo con estos instrumentos fue una de las cosas que más me gustó.
En fin, más allá de que Shakira luzca muchísimo mejor que James Hetfield, la versión de “Nothing else matter” me gusta.
No se si cambiaré mi opinión sobre el arte de la cantante colombiana, pero esta vez le doy la derecha… Felicitaciones Shakira!

2 comentarios:

RAUL BULACIO dijo...

Estará hecho con respeto, pero a mi personalmente no me llego para nada, si esta versión hubiera salido primero no la hubiera adquirido aunque reconozco el trabajo de Shakira, es mas algunos temas me gustan pero dentro de su estilo.

Anónimo dijo...

Me disculpan pero la parte de los instrumentos PERFECTO!!!... con esta adaptacion pero la parte de Shakira como interprete y voz pues.... ella no tiene ni tendra voz para el METAL y por Dios... darle version SHAKIRA este tema pues... en vez de mejorarla la desmejoro, claro esta para los fans de ella y que JAMAS habian escuchando el tema les pareceria genial pero para nosotros los que conocemos el tema fue un desastre con mucho respeto pues tal vez l intencion fue buena pero no la ejecucion volcal y Shakira x Dios no sigas sacando clasicos para tu terminar tus conciertos mas bien invita a los autores y haz q ellos esten en tu concierto asi sea para una sola cancion