lunes, 9 de enero de 2012

Creo que he visto un lindo…


En los últimos días el descubrimiento de "El hombre de La Redoute" se ha convertido en una de las cuestiones mas mencionadas en Twitter y Facebook en Europa.
No se trata ni de un cuadro robado del Louvre, ni de la aparición de un extraterrestre, sino de una desagradable sorpresa para la conocida marca de venta de ropa por catálogo La Redoute. Dicha empresa tuvo que pasar por un mal trago al publicar una nueva serie de imágenes en su página web.
El pasado miércoles los internautas, siempre atentos a los más mínimos detalles, se han percatado de que una inocente imagen de playa, con niños felizmente abrazados y sonrientes, diríamos que casi una típica foto para anunciar moda infantil, contaba con la presencia de un extra muy indeseado.
Como podrán observar a la derecha de los pequeños, casi imperceptible por la distancia, aparece un hombre saliendo del mar completamente desnudo y aparentemente ajeno a la cita publicitaria.
Él, hasta ahora, no ha dado la cara. No así La Redoute, quienes han elegido la vía más directa para afrontar esta inesperada crisis de reputación: reconocer el error, rectificarlo, prometer que no se repetirá y, por supuesto, pedir disculpas por tierra, mar y redes sociales.

Gracias a su rápida reacción, y a la comprensión de sus seguidores, la marca pudo salir airosa, independientemente de que, gracias al ingenio popular, la desnuda estampa del ignoto caballero haya sido ensimismada a diferentes imágenes, algunas de ellas icónicas, así como a escenas cinematográficas o de arte clásico, en un blog de éxito imparable.
Mas allá de estas bromas, las cuales “reinterpretan” la situación a través de, en su mayoría, mal logrados montajes, queda claro que La Redoute no ha utilizado Photoshop, por lo menos en la imagen en cuestión.
Ahora sólo falta localizar al invitado de piedra, -en connotación contraria a la obra de Tirso de Molina, “El burlador de Sevilla y convidado de piedra”, famosa por recoger el mito de Don Juan Tenorio-,  ofrecerle algún traje de baño y convencerlo a protagonizar la próxima campaña de La Redoute.

No hay comentarios: