miércoles, 5 de octubre de 2011

La mierda no es fashion

Y… la verdad que no.
Aquí en la Capital Federal de la Argentina, como en el resto del país, cada vez es mayor el número de “regalitos” que hay que ir sorteando por las veredas para no convertir nuestro calzado en un verdadero calzado de mierda. Sin importar si el mismo es de “marca” o no.
En su momento se le adjudicó la culpa a los paseadores de perros, quienes alegaban que no “podían” limpiar cada vez que uno de sus pichicos realizaba sus necesidades fisiológicas.
Pero cualquiera que transite por nuestras calles podrá observar que el milagro de la reproducción de las heces no es, únicamente, culpa de los paseadores. La gran mayoría de los “propietarios” de canes hacen vista grossa a lo que sus protegidos van dejando por el camino. Y si uno se atreve a remarcarles el error, termina siendo blanco de improperios irreproducibles, y, además, siendo tildado de grosero. (¿?)
Por esto me pareció atractivo mostrar una campaña de la república Checa, creada por Matija Vujovic para la agencia Kitchen, que fue requerida por la municipalidad de Praga.
El nombre de la misma es bien sugestivo: Shit is not a cool brand. Clean up after your dog. O en su traducción libre: La mierda no es una marca estupenda. Límpiela después que su perro la realice.


Vía: Creative Ad Awards

No hay comentarios: