jueves, 7 de enero de 2010

Abrazo de oso

Norbert Rosing pensó que estaba a punto de documentar la masacre de sus perros huskies bajo las garras de un enorme oso polar.
Sin embargo lo ocurrido, en las regiones inexploradas de la Bahía de Hudson, Canadá, estaban muy lejos de terminar en una sangrienta batalla.
Las asombrosas imágenes que el fotógrafo consiguió captar del “salvaje” oso polar eran difíciles de creer. La “bestia” blanca solamente buscaba un poco de diversión y cariño.
Y así lo demostró al regresar, cada noche durante una semana, para jugar con los perros.



Fuente: Helen’s posterous
Vía: Twitter (@nacgio)

No hay comentarios: